Plasma Rico en Plaquetas

El Plasma Rico en Plaquetas es un recurso terapéutico que consiste en un concentrado de las propias plaquetas del paciente en un pequeño volumen de plasma. Las plaquetas son fragmentos celulares que conviven con los glóbulos rojos y blancos en la sangre. Su función principal es intervenir en la coagulación de la sangre.

En su interior, las plaquetas contienen gránulos con diferentes sustancias. Las más importantes son los factores de crecimiento.

Beneficios

Los factores de crecimiento son una familia de mediadores biológicos que pueden modificar las respuestas de las células como también regular sus funciones. Su principal beneficio es que favorecen a los procesos de reparación y cicatrización de tejidos.

Los más importantes que se encuentran en las plaquetas son:

  • El factor de crecimiento de origen plaquetario
  • El factor de crecimiento de transformación-beta
  • El factor de crecimiento fibroblástico
  • El factor de crecimiento similar a la insulina
  • El factor de crecimiento endotelial vascular
  • El factor de crecimiento epidérmico

Cada uno de estos factores de crecimiento tienen funciones específicas y diferentes que contribuyen a la regeneración y cicatrización de los tejidos. Se obtiene a partir de una extracción de sangre del paciente, en un tubo que contiene anticoagulante. Esta sangre se centrifuga y se separa la porción del plasma que contiene las plaquetas.

La centrifugación de la sangre se realiza con un equipo digital que garantiza la calidad y pureza del plasma rico en plaquetas. De esta manera se obtiene una fracción del plasma del paciente con una cantidad de plaquetas entre cuatro y cinco veces por encima del valor basal (es decir, el valor sin centrifugar).
La utilización del PRP con fines terapéuticos es una técnica muy moderna que se utiliza desde los años ‘90. Sus inicios fueron fundamentalmente en la odontología, y luego se fue expandiendo a otras ramas de la medicina. El PRP es una técnica que en la actualidad se utiliza en todos los países del mundo.

El PRP es muy útil en las siguientes afecciones:

  • Artrosis: articulación de hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla, tobillo y en pequeñas articulaciones.

  • Lesiones miotendinosas inflamatorias (tendinitis) y crónicas ( tendinosis) y ruptura (parcial) : manguito rotador, tendinopatia del cuadriceps, tendinopatia rotuliana, epicondilitis medial y lateral, y otras.

  • Lesiones deportivas: desgarros musculares , esguinces , lesiones ligamentarias, fx por stress.

  • Espondiloartrosis y discopatia: discos intervertebrales degenerativos, artrosis de articulación facetaria en columna vertebral cervical, toráxica, lumbar y articulación sacroiliaca.

Nuestros procedimientos